lunes, 22 de febrero de 2016

DE TODO COMO EN TODOS SITIOS...



 Hace poco muy poco tiempo, casi rozando lo reciente, un caballero me pidió un servicio de pareja con una escort de lujo. Detallo, el y yo éramos la pareja y contratamos el servicio de una segunda escort, guapa, joven, alta, delgada..... un bombón para que negarlo, hasta a mí me hacía ilusión estar con ella.

Pero todo se torció, había tantas normas a cumplir que parecía un más que una quedada un juego de rol.

No me gusta ser crítica con mis colegas pero, hemos de disfrutar de lo que hacemos sino se nota mucho que todo está forzado, que es inapetente, frío y a la vez ser convierte en frívolo. Adoro la entrega que muchas de nosotras damos en cada cita, se nota cuando deseamos que nuestro acompañante se sienta más que bien.
Sé que es difícil de seleccionar a una señorita que no se conoce y acertar en su entrega, debe ser más que complicado, pero hay métodos, caminos, intentos, whatsapps, emails, etc... aunque,  si sólo se desea un desahogo rápido... bueno quizás no deba quejarme, en este mundillo cabemos todos.... y es cuestión de gustos y necesidades, es como la oferta y la demanda. Simple no?